Cachirulo Valley en el congreso de Ciudades Creativas

Hace unos meses la Fundación Kreanta nos invitó a la presentación de la tercera edición del libro Ciudades Creativas. Y la semana pasada nos invitaron a participar en las jornadas sobre Ciudades Creativas de 2011 donde pudimos hablar sobre tecnología y sociedad. Ahí va un resumen de la charla:

Desde la experiencia obtenida en los últimos años analizando empresas de base tecnológica, el sector educativo, la política, etc. llegamos a la conclusión de que vivimos en un sistema heredado de La Revolución Industrial con dos importantes factores que condicionan fuertemente nuestra sociedad pero que ya están cambiando.

  • La gran mayoría de sectores económicos y sociales están basados en modelos verticales que generan grandes estructuras de poder (oligopolios, discográficas, grandes editoriales, mass media, berlusconización,…).
  • Vivimos en una sociedad y un sistema económico completamente dependiente de los combustibles fósiles.

Pero las nuevas tecnologías están permitiendo:

  • Caminar hacia modelos distribuidos en todos los ámbitos económicos y sociales. Lo que redundará en sistemas con mayor igualdad de oportunidades.
  • Evolucionar a un sistema medioambientalmente sostenible. Si no es por una concienciación medioambiental, será por una necesidad económica debido al pico de producción de petróleo que provocará un aumento contínuo de su precio.

Estas tendencias se pueden observar en multitud de sectores económicos y sociales.

  • En la industria editorial ya es posible la autopublicación gracias a plataformas como bubok, lulu, etc.
  • Plataformas como bandcamp permiten a artistas musicales publicar su música y promocionarse sin pasar por una discográfica.
  • En el sector cinematográfico también están surgiendo plataformas como filmin para la producción y distribución de obras de caracter independiente.
  • Es fácilmente observable que el periodismo también está en crisis. Los grandes medios generalistas no han conseguido todavía un modelo de negocio sólido en Internet, pero sin embargo han surgido importantes redes de blogs profesionales como Weblogs S.L, y es cada vez más habitual que medios tradicionales busquen colaboraciones o alianzas con blogs y páginas web especializadas como quo.es con amazings.
  • La televisión pierde audiencia, y a la vez vuelca cada vez más sus contenidos en Internet (por ejemplo rtve, lasexta,…). Además están surgiendo televisiones que sólo emiten a través de Internet como Globbtv.
  • También están surgiendo nuevas formas de financiación más allá de los tradicionales créditos bancarios. Por ejemplo los créditos P2P (ej: comunitae) y el crowdfunding (ej: kickstarter, verkami).

Otros sectores que también están evolucionando, pero que tienen más resistencia al cambio pueden ser:

  • El sector energético. Ya es posible el autoconsumo de energía. Quizá en un futuro algo lejano las grandes centrales eléctricas serán la excepción y no la norma en la producción de energía. Tendríamos un sistema donde los inmuebles generarían la energía que necesitan, y la sobrante la derivarían al sistema para que la consumieran otros usuarios que la necesitasen. Tendríamos un sistema distribuido de producción de energía.
  • El transporte. Creo que cada vez más el transporte urbano tenderá a ser un servicio. No seremos propietarios de vehículos sino que alquilaremos vehículos para pequeños trayectos, como sucede con las bicis municipales. De hecho ya existe alguna empresa en este sentido como HelloByeCars.
  • La política. Los partidos políticos se han convertido en oligopolios, pero iniciativas ciudadanas como el 15M, OccupyWallStreet o la primavera árabe son ejemplos de cómo las nuevas tecnologías permiten romper o al menos erosionar esas estructuras verticales de poder en cualquier sector. También Wikileaks o plataformas similares son un ejemplo de que si la política no se hace más transparente por sí misma se le obligará desde el exterior.
  • La educación también debería evolucionar. Los centros educativos actuales se parecen a fábricas en muchos aspectos: un timbre que indica los horarios, “departamentos” (aulas, asignaturas), ejercicios bien definidos,…
  • Creo que incluso el empleo tal como lo conocemos está en crisis. Pero no porque haya mucho paro sino porque el empleo como lo conocemos tiene 200 años y es un resultado de la actividad industrial. Antes de la Revolución Industrial las personas trabajaban sobre todo para sí mismas. Por otro lado actualmente vivimos en un sistema que necesita un crecimiento contínuo y por ello con la necesidad de cada vez ser más productivos y no tocar los horarios laborales. Por qué no tender hacia un sistema donde la producción sea estable y el aumento de productividad derive en reducciones de jornada laboral? Es decir, siempre producir lo mismo, pero cada vez trabajar menos gracias a la tecnología que nos permite aumentar la productividad. Creo que habría que hacer una reflexión profunda de esto, porque ¿hacia dónde queremos ir? Cada vez la sociedad es capaz de producir e inventar nuevas y mejores cosas, pero seguimos trabajando lo mismo o más, y seguimos teniendo cientos de problemas cotidianos, o más. Quizá en España todo el mundo tendría empleo si trabajásemos sólo a media jornada. ¡Y tendríamos más tiempo para nosotros mismos!

En definitiva por un lado venimos de un modelo que produce grandes concentraciones de poder con pocas pero grandes entidades / corporaciones en cada sector. Pero la capacidad de comunicación en red está permitiendo saltarse las antiguas estructuras y los intermediarios para generar una variedad y diversidad de entidades en cada sector. Y por otro lado evolucionamos hacia una sociedad basada en la sostenibilidad. Ambos factores redundarán en cambios también significativos en la las ciudades. Veremos en los próximos años:

  • Cambios importantes en la transporte urbano. Transporte como servicio (ej: coches de alquiler para pequeños trayecots), transportes alternativos (sobre todo quizá vehículos eléctricos de dos plazas, bicis,…).
  • Para mejorar el aislamiento térmico de los edificios quizá empezemos a ver popularizarse los techos verdes, techos solares,…
  • La necesidad de reducir el coste del transporte y la contaminación en la ciudad quizá nos lleve a construir granjas verticales, huertos urbanos,…
  • Las necesidades cada vez más concretas y puntuales de las empresas provocarán un aumento en el número de profesionales autónomos / liberales. Y en general veremos un aumento del teletrabajo, lo que provocará una reducción del transporte urbano y una mayor actividad social en el centro de las ciudades. Quizá veamos la recuperación de los espacios urbanos como puntos de encuentro y no como lugares de tránsito. Y no puedo evitar recordar en este sentido las asambleas de barrio del 15M y el lema “toma la plaza”.

La conclusión final es que vivimos en una sociedad con características heredadas de la Revolución Industrial, pero creo que las nuevas tecnologías están permitiendo a los ciudadanos evolucionar a una sociedad más distribuida y una economía basada en la sostenibilidad.